Este “Hitza” viene a dar la importancia a las letras y a lo que se cuenta. Trece temas en euskera, uno en castellano; “Sé tú mismo”, y uno musical, de reposo, después de la tralla de “Arroilan txistuka”. Pero esa importancia al texto no quita calidad a su música. Vital, poderosa y para oír a potente volumen. El CD empieza fuerte con un acople, para ir subiendo sin parar un segundo. Así todas pegadas. Las críticas a la TV, al bakalao, a los personajes “típicos” de un pueblo, a los “jetas”, a las mentiras mediáticas y pequeños homenajes a la “cuadrilla”, a los que sufren del asma, a las personas que nos dejaron, a la diversidad social , a los paseos relajados… Todo esto expresado con mucho gusto musical en la manera de cantar y tocar, con coros compartidos por el resto del grupo, con arreglos maduros para la edad que tienen. Su mejor arma: la música y la palabra que les acompaña. De notable importancia ha sido la colaboración a la voz y a la guitarra en “Sé tú mismo” de Javiero “Vendetta” Etxeberria.